6 claves para implementar buenos hábitos alimenticios a nuestros hijos.

Por: Mónica Zárate

Actualmente existe un sinfín de páginas web, libros, revistas, programas de televisión y asesorías profesionales y personalizadas para saber cómo preparar alimentos, cuáles alimentos son buenos para una dieta balanceada, cómo ofrecerlos a nuestros hijos desde el inicio de la alimentación complementaria y hasta cómo preparar ricos, coloridos e innovadores platillos con gran variedad de frutas y verduras. 

Pero te voy a decir algo, antes de requerir este tipo de servicios, comienza por hacer algunas modificaciones en tu estilo de vida para lograr implementar buenos hábitos alimenticios a tus hijos y no morir en el intento. 

A continuación te diré los aspectos más indispensables  para lograrlo: 

1.- Comienza por hacer cambios en ti.
Recuerda que los niños aprenden con el ejemplo, jamás lograrás que ellos coman tantas verduras mientras no te vean a ti consumiéndolas. Si ese alimento no se consume en casa, créeme que será más difícil convencerte a ti misma de comprarlo, cocinarlo y comerlo. Si eres fanática de consumir alimentos chatarra y/o bebidas azucaradas, te aseguro que tus hijos también lo serán. Así que comienza por hacer cambios en tu dieta y en tus gustos para influir positivamente en los gustos de tus hijos.

2.- No compres alimentos o bebidas chatarra.
Como buena ahorradora y muy administrada en tus gastos, no te gusta ver que las cosas se desperdicien y se echen a perder, así que si tienes panes, chocolates, refrescos, jugos y demás, tus hijos y tú se los van a comer. Así que evita comprar decenas de chucherías para que comiencen a acostumbrar a sus cuerpos a no consumirlas con frecuencia. Si no conocen los dulces y no los ven en casa, no tendrán interés en ellos.

3.- No ofrezcas dulces o comida chatarra como premio.
“Si te acabas todo te doy un chocolate”, al decir esa frase el mensaje que estarás enviando a tus hijos es que el comer sano no es una decisión que ellos toman, es una obligación. También les harás creer que el premio es la más grande recompensa y con esto le darán un gran valor a la comida chatarra.

4.- Integra a tus hijos en la selección de alimentos y preparación de la comida.
Haciendo esto lograrás una asociación positiva e interés en sus platillos que al final terminarán probando y comiendo aquello que ellos solos eligieron y prepararon. Haz que escojan, ponles de opción “¿preparamos crema de calabacita o crema de brócoli?’’ Haz que piensen que ellos eligen comer sano.

5.- No satanices la comida chatarra.
Permite que tus hijos la coman ocasionalmente cuando salen de casa, en una fiesta de cumpleaños o cuando el tiempo no te permita preparar nada y la manera más rápida de alimentar esas pancitas hambrientas sea ordenando una cajita feliz en el mcdonals. Tranquila, a todas nos pasa, solo evita que esto se convierta en rutina.

6.-Compra fruta y verdura solo de temporada para que no pese tanto a tu bolsillo.
México es un país muy diverso, lleno de alimentos saludables de muy fácil acceso, tenemos la posibilidad de adquirir frutas y verduras de temporada a muy buen precio, así que la cuestión económica no será ningún impedimento.
Un buen consejo que me dio una nutriológa es: compra solo la fruta y verdura de temporada, mientras más barata la encuentres mejor, y antes de que termine la temporada, congela estas frutas deliciosas de tu preferencia para que el resto del año puedas seguirlas consumiendo en smothies, aguas frescas, postres y demás. Con este tip no gastarás tanto comprando tus frutas preferidas fuera de temporada y todo el año comerán rico y saludable.

Cuando logres cumplir con estos puntos puedes dar el siguiente paso contratando un plan alimenticio para que te indiquen las porciones necesarias de cada grupo alimenticio y recetas divertidas para tus hijos.

Recuerda siempre estar asesorada con tu pediatra para saber cuándo y cómo introducir alimentos en tus hijos, en algunos casos es conveniente recibir asesoramiento nutricional infantil.

Learoo Mx®