Cuidado dental en el embarazo

Por: Mónica Zárate, cirujana dentista.

En el embarazo suceden grandes cambios tanto físicos, como emocionales, psicológicos y fisiológicos. Vivimos un mundo de nuevos sentimientos, nuevas vivencias. El mundo cambia.

Yo como madre primeriza, de un niño de 2 años, enfrenté las mismas situaciones que cualquier otra mujer, dudas, temores, incertidumbre, entre otras cosas más. Sin embargo, lo que nos hace salir adelante y sentirnos seguras con nuestro cuerpo y nuestro embarazo, es saber que nuestro estado de salud se encuentra bien, que los latidos de nuestro bebé son fuertes y constantes, y que a su vez, ese pequeñito crece grande y sano dentro de nuestro vientre.

Todo esto se logra con la supervisión y control prenatal por parte de nuestros doctores. Es por eso que es indispensable cuidar nuestro cuerpo formador de vida, alimentarlo, nutrirlo, curarlo y fortalecerlo para la llegada de ese gran ser de luz.

Como ya lo comenté anteriormente, soy madre, pero también soy cirujana dentista. Así que el día de hoy te voy a hablar de algo muy importante, indispensable para tu salud prenatal que es el cuidado dental que debes de tener antes y durante el embarazo.

Primero te voy a hablar de lo más importante que le digo a todos mis pacientes, tanto mujeres, como hombres, jóvenes, niños y adultos mayores. La prevención, es la base de todo. El prevenir las enfermedades es más sencillo, sale más barato, evita complicaciones de salud y te garantiza una mejor calidad de vida. Por eso es que todas las personas deben acudir al dentista por lo menos dos veces al año, para realizar controles, tratamientos preventivos o correctivos y así evitar futuras complicaciones que impliquen dolor o perdida dental.

El cepillado de dientes, como siempre se menciona, se debe de realizar después de cada comida (3 veces al día), además el uso de hilo dental es indispensable en nuestra rutina diaria.

Hablando específicamente de una mujer que quiere y planea un embarazo, idealmente debe de acudir al dentista antes de su embarazo para realizar tratamientos preventivos, limpiezas dentales y tratar padecimientos presentes para que en el embarazo no surjan complicaciones dentales. Esto es de gran importancia, ya que el estado de salud de la mujer embarazada en algunas ocasiones es delicado y está contraindicado cualquier tratamiento dental, entonces imagínate padecer una enfermedad en la boca y no poder tratarla.

Ahora, me paso a explicarte la relación que existe entre el embarazo y toda la cuestión hormonal con las enfermedades dentales (inflamación de encía, caries, pérdidas dentales, etc.). Y es que todas hemos escuchado en alguna ocasión que tener un hijo te cuesta un diente, o la frase de que todo el calcio de tus dientes se lo pasaste a tu hijo y tus dientes se dañaron, etc. Te aclaro primero que esto así tal cual se menciona, no es real.

Lo que sí es real es que en el embarazo hay un aumento en la producción de progesterona y estrógeno que produce una ligera dilatación de vasos sanguíneos. Esto se traduce a inflamación, enrojecimiento y/o sangrado de tus encías. Estas manifestaciones ceden posteriormente al embarazo y no requieren de tratamiento (siempre y cuando no haya placa dentobacteriana, mala higiene o previa enfermedad periodontal).

El aumento de la cantidad de Streptococus mutans y lactobacilos ácidofilos (bacterias formadoras de ácidos que provocan caries), a la frecuente ingesta de carbohidratos a causa de los ”antojos” en el embarazo y a la mayor ocurrencia de vómitos, junto a un desequilibrio del pH de la saliva, se puede ver reflejado en la aparición o rápido avance de la caries dental y posteriormente a pérdida dental.

Esto quiere decir que si una mujer antes del embarazo presenta caries dental, gingivits, periodontitis, etc. y no se diagnostica ni se brinda tratamiento odontológico oportuno, es muy probable que la cuestión hormonal en el embarazo agrave y complique estos padecimientos.

La verdadera importancia de cuidar tu higiene dental antes y durante en el embarazo, es para evitar dolores o molestias que te puedan provocar estrés, pérdida de sueño, dolor que te impida comer y la razón más importante es que se han encontrado datos claros y específicos en los que confirman que una de las principales causas de embarazos preterminos es la presencia de enfermedades orales avanzadas y no atendidas.

Si tu ginecólogo no te lo ha dicho, pregúntale cuándo debes acudir al dentista, esto se hace regularmente en el segundo trimestre para una profilaxis dental y eliminar todos los focos de infección presentes que no se puedan postergar para conservar el estado de salud general y bucal de la mujer embarazada.

Siempre ten presente que cualquier signo o síntoma en tu boca o en cualquier parte del cuerpo durante el embarazo, es de sumo cuidado,  no lo dejes pasar y acude a revisión porque la salud de tu bebé no tiene que verse afectada por ninguna situación.