Derecho a lactar en México.

Por: Mónica Zárate.

Como madres, la condición laboral no debe ser la causa de no ofrecerle lactancia materna a nuestros hijos. En México, lactar es nuestro derecho. Mamitas, en este nuevo tema en el blog se los explicamos.

La decisión que tomas sobre cómo alimentar a tu bebé, ya sea darle leche materna o fórmula es completamente tu elección, cada mujer vive la maternidad a su manera y a sus posibilidades.

Actualmente somos muchas mujeres que aunque optemos por darle a nuestros hijos lactancia exclusiva por una u otra razón esto no se puede llevar a cabo. 

Hay mujeres que por cuestiones fisiológicas o patológicas su cuerpo no produce leche materna, o bien, no produce la suficiente para saciar las necesidades del recién nacido. Hay bebés que rechazan el pecho de la madre o no aprenden a succionar el pezón de manera correcta. No olvidemos a aquellas madres que son el sostén de la casa y desde el día 1 postparto tienen que salir a trabajar.

En México hay 15 millones 785 mil madres trabajadoras, que representan 72.9% de la población femenina económicamente activa en el país, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). Una de cada 10 mujeres que trabaja, amamanta a sus hijos, esto quiere decir que las condiciones laborales siguen siendo un freno para que esta práctica se realice. 

Lo que muchas madres no saben es que la Ley Federal de Trabajo protege tus derechos durante la lactancia como madre trabajadora, tras tu incapacidad por maternidad, tienes derecho a lactar, la mujer por ley tiene dos periodos de 30 minutos durante el día laboral para ocuparlos como mejor le convenga. En esos dos lapsos la madre puede extraerse leche y almacenarla, o bien, ir a la guardería o al lugar donde se encuentre su hijo para darle de comer. 

Puedes ejercer tu derecho a lactar durante seis meses, mismos que la OMS recomienda ofrecer lactancia materna exclusiva.

La decisión que tomas respecto a la alimentación que le das a tu hijo es respetable y admirable, ninguna madre debería de ser juzgada o rechazada por esto, lo que no debe de suceder es que el desconocimiento y la falta de apoyo en tu trabajo sean las causas de no amamantar a tu bebé. 

 

Referencias bibliográficas:

http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2019/03/asun_3829506_20190313_1551990222.pdf

https://www.unicef.org/mexico/media/1911/file/Guia%20de%20Lactancia%202018.pdf

http://scielo.isciii.es/pdf/pap/v14s22/13_sup22_pap.pdf