¿Existe el empacho en los bebés?

Por: Mónica Zárate
Siendo mamá primeriza y sin saber descifrar el por qué mi bebé llora si ya comió y tomó su siesta, escuchando de fondo a las abuelitas decir “tu bebé está empachado, dale remedio y llévalo a sobar” me di a la tarea de investigar qué es el empacho y si en verdad es la causa de este llanto sin motivo aparente de mi pequeño.
Comencemos con el primer punto, el término “empacho” no es un término médico, así que, en términos médicos el problema que puede tener tu bebé es indigestión.
Recordemos que el sistema digestivo del bebé al nacer es inmaduro, no tiene aún la capacidad de digerir los alimentos de la misma manera que lo hacemos tú o yo, por lo que es normal que tenga ciertos síntomas que pudieran parecer alarmantes en algunos casos, pero que pueden ser completamente normales para su edad.
Esta indigestión se produce cuando nuestro bebé ha comido una mayor cantidad de comida de lo que debería, también sucede al probar alimentos nuevos o cuando come demasiado rápido. En el caso de un bebé menor de un año, el síntoma más habitual es el reflujo y en aquellos bebés un poco más grandes o que ya consumen mayor cantidad de alimentos, los principales síntomas que presentan son dolor en la pancita, estreñimiento y/o diarrea, pesadez estomacal e inflamación.
Cuando hablamos de bebés muy pequeños que su única forma de expresión es el llanto, el reto está en identificar que el llanto del bebé proviene de una pancita molesta, así que lo que nos toca como madres es evitar que esto suceda dándoles solo la cantidad de comida y leche suficiente de acuerdo a su peso y edad, según nos indique su pediatra, además de introducir los alimentos de manera ordenada, de poquito en poquito, dando tiempo a que su estomaguito asimile lo que está consumiendo y dejando aquellos alimentos grasosos e irritantes para una edad más avanzada en la que nuestros pequeños tengan mejor madurez digestiva.
Existen tantas maneras para tratar cientos de padecimientos que hacían nuestras abuelas con nuestros padres o nuestros padres con nosotros, algunas de esas costumbres las seguimos haciendo, otras simplemente van quedando en el olvido. En mi caso, la bisabuela de mi hijo me hizo darle a mi bebé de 2 meses tres cucharadas de aceite para evitar futuros empachos y con el dolor de mi corazón lo hice por no mostrar desaire y falta de respeto ante sus conocimientos y experiencia, pero dentro de mí pensaba “cómo un bebé tan pequeño va a tomar tanto aceite ́ ́, el resultado de esto fue una chorrera que duró tres días, así que con el tiempo comprendí que si el sistema digestivo de mi bebé no está preparado para digerir cierta comida, tampoco va a digerir el aceite que a tan pequeña edad le di. Desde entonces cada vez que mi bebé presentaba `èmpacho ́ ́y algún conocido o familiar quería darle algún remedio, yo fingía hacerlo para evitar entrar en conflicto, nunca me sentí segura y mi pediatra por supuesto que no autorizó administrar remedios caseros para tratar esas indigestiones que son parte de su desarrollo digestivo y cesan al cabo de 2 o 3 días.
Otra antigua costumbre de tratar los “empachos ”  es “sobar” o masajear a nuestro bebé, claro que esto tampoco es una indicación médica, sin embargo, no es algo que atente contra la salud del bebé y en algunos casos puede ser muy reconfortante para nuestros pequeños, así que masajear su pancita en círculos de arriba hacia abajo con crema o aceite (aceite de lavanda, aceite de almendras o aceite de bebé) después de un relajante baño puede ser bastante útil.
La medicina moderna va en contra de antiguas costumbres para la crianza y cuidado de los bebés, y bien, es respetable y admirable lo que cada madre hace para tratar a sus hijos, y aunque todas actuamos por amor y nos movemos por convicción, no debemos ignorar las indicaciones médicas.
Siempre ten a la mano el número de emergencia de uno o dos pediatras para cualquier situación que se presente y antes de automedicar y tratar las enfermedades de nuestros pequeños con remedios caseros, consúltalo con un especialista.

Gracias por leernos en otro articulo mas de nuestro blog, no olvides checar nuestros productos hechos con todo el amor para ti y tu bebé, visita nuestra tienda en linea dando click AQUI.