Métodos de alimentación complementaria

El tema de la alimentación complementaria, al igual que muchos temas más en la maternidad y crianza de nuestros hijos, es algo muy complejo en el que muchas veces nos surgen dudas, nos asusta e incluso nos hace sentir inseguras.

Anteriormente el único método de alimentación complementaria que se conocía, aquél que nuestras madres y abuelas emplearon para alimentar a sus bebés, es el  ‘’método tradicional’’, en el que todo alimento se ofrece completamente triturado, en una consistencia blanda de papilla y se da en una cucharita, sin embargo, actualmente existen otros dos métodos distintos para iniciar alimentación complementaria. Uno de estos es el baby led weaning, mejor conocido por su abreviatura ‘’blw’’ y el otro es el método de alimentación complementaria Baby Led Introduction to SolidS, conocido por su abreviatura ‘’bliss’’.

El  “baby led weaning” (BLW) , es conocido por ser un método de alimentación autorregulada por el bebé, a diferencia del método tradicional, nosotros solo ofrecemos alimentos variados en trozos y el bebé por sí solo los toma con sus propias manos y los come. Los alimentos se deben ofrecer cocinados, no crudos, esto se hace con el fin de obtener una consistencia blanda parecida a la del aguacate, para que fácilmente puedan comerlos sin correr el riesgo de atragantamiento.

A continuación te menciono algunos beneficios del blw:

  • El bebé participa de las comidas familiares, lo que facilitará que pruebe una mayor diversidad de alimentos y más integración, ya que él solito come y a la vez mamá y papá también pueden hacerlo, esto da como resultado convivencia familiar y cierta independencia.
  • Favorece las habilidades motoras y la autonomía del bebé.
  • Los bebés determinan a la velocidad que comen y la cantidad de comida que los saciará sin necesidad sufrir imposiciones y por ende se evita el sobrepeso y obesidad.

El ‘Baby Led Introduction to SolidS (BLISS) es básicamente la combinación del método blw y el tradicional, esto quiere decir que se le ofrece una gran variedad de alimentos al bebé cocinados en trozos para que él por sí solo los coma y a la vez se ofrecen papillas. Pero entonces, ¿cuál sería el objetivo de combinar ambos métodos? al combinar ambos métodos, se obtienen las ventajas tanto de uno como del otro, esto quiere decir que aparte de obtener los beneficios mencionados anteriormente del baby led weaning” (BLW) , también podemos ayudar a nuestros peques a comer hasta esos alimentos que por su color, olor, forma y sabor no los comen, es decir, si un bebé rechaza comer un trozo de brócoli, podemos ofrecérselo en alguna papilla combinado con alguna otra verdura que sea de su agrado para que no deje de comer brócoli. De esta manera podemos controlar la alimentación de nuestros hijos y ayudarlos a comer de todo tipo de alimentos balanceando su dieta.

Lo que hay que dejar bien claro en estos temas sobre alimentación complementaria es que el método que decidas darle a tu bebé, procura hacerlo con seguridad, porque lo que le transmites con tus emociones a la hora de alimentarlo, se verá reflejado en su manera de aceptar y comer variedades de alimentos.

El mejor método de A.C. es el que te hace sentir segura. Lo importante no es el método que elijas, sino ofrecer los alimentos correctos, variados y bien equilibrados en cada comida.

Recuerda que es de suma importancia estar asesoradas siempre por especialistas. La comida que ofreces es la que los nutre y los hará crecer sanos y fuertes, procura consultar con un nutriólogo infantil sobre estos temas para que recibas la orientación y el asesoramiento adecuado.

*Esta información es presentada por la licenciada en nutrición Niria Treviño, en una sesión en colaboración con el equipo de LeaRoo.