Motricidad libre ”Método Pikler”

Por: Mónica Zárate

Este método se trata en dejar a los bebés moverse libremente sin que se les coloque ninguna posición a la que no puedan llegar por ellos mismos.  Se trata de confiar en la capacidad innata de los bebés de alcanzar cada hito motriz evolutivo sin ayuda.

Este método fue creado por  la necesidad de apego y la necesidad de autonomía, competencia y autoconfianza.

Desde el nacimiento no se debe colocar al bebé en ninguna posición a la que no sepa llegar por sí mismo y, por tanto, de la que no sepa salir también por sí mismo, es decir, que no les coloquemos boca abajo, ni les sentemos, ni les incitemos a gatear, ni les pongamos de pie, ni les demos la mano para que caminen antes. La no intervención da como resultado un desarrollo de las capacidades psicomotrices más natural y diferente al que tienen los peques que sí han sufrido esta interferencia.

Según Pikler, cuando dejamos que los peques decidan qué paso evolutivo deben dar y cuándo sin meterles prisa ni forzarles, aprenden a conocerse mejor a ellos mismos. 

Dentro del movimiento libre, se encuentra también el juego libre. Se trata de ofrecer materiales seguros, mejor si son desestructurados, y dejarles que aprendan a manejarlos como quieran, sin darles pautas de juego ni enseñarles cómo deben hacerlo.

Como todo, este método o estilo de crianza, tiene su lado bueno y su lado no tan bueno. Este método contraindica el uso de andaderas, brincolines y cualquier otro elemento impulsor y estimulador para los pequeños. 

En mi caso, el uso de andaderas, carritos,  brincolines, columpios, etc. me ayudaba bastante para entretener a mi hijo y mantenerlo contento. Así, yo podía hacer mis deberes de casa, limpiar, cocinar o cualquier actividad que no podría realizar si mi bebé estuviera en mis brazos o en su cuna recostado.

Todos los métodos y estilos de crianza tienen sus ventajas y desventajas. Puedes intentar realizar aquél que te haga sentir más segura y te de mejores resultados con tu bebé. Puedes combinarlos y tomar de cada método lo que a ti te funcione. Es respetable y admirable lo que hagas.

Aunque actualmente se tenga infinidad de información que esté comprobada científicamente su eficacia y sus resultados, a mí y a ti nos criaron a la ”antigüita” y estamos perfectamente sanas.

Se vale mejorar, se vale darle todo lo que tú no tuviste a tu bebé. Si puedes aplicar buenas y nuevas técnicas de crianza y desarrollo motriz que tu madre no hizo contigo, inténtalo, quizá te sorprendas en el intento.

 

Top+Bottom (non footie): Burgundy